Los Hámster Chinos Y Su Contribución A La Medicina

Hámster Chinos, en tuhamster.com

Hámster Chinos, en tuhamster.com

¿Sabías que un científico fue llevado a la cárcel por tener un hámster chinos en su poder?

Los hámsters enanos chinos (o simplemente hámsters chinos) son originarios del sur de China y Mongolia. A diferencia de los demás hámsters enanos, pertenecen al género Cricetulus. Su nombre científico completo es griseus Cricetulus barabensis.

En comparación con las demás especies de hámster, este animalito tiene el cuerpo largo y estrecho. Las personas que lo ven por primera vez, a menudo piensan que es una rata o un ratón en lugar de un hámster. No sólo su cara es larga como un ratón, sino que también tienen una cola larga – bueno, larga si se compara con las colas de los otros hámsters.

También se diferencian de los otros hámsters en que los hámsters chinos son muy buenos escaladores. Sus patas son capaces de agarrarse mucho mejor que las patas de sus parientes cercanos, y pueden envolverse con fuerza alrededor de los postes verticales – así como haces tú con tu dedo.

La longitud total de su cuerpo, incluyendo la cabeza, es de unos 10 cm, lo que los hace una de las especies de hámster enanos más grandes (algo irónico, ¿no? grande entre los enanos). Su cola es de aproximadamente 2,5 a 3,5 cm, y pesan entre 39 a 46 g. Viven entre un año y medio a tres, que es bastante común en los hámsters enanos.

Mientras que algunas de las otras especies enanas tienen varios colores y patrones de piel, el hámster chino no ha tenido mayor variación en el color de su piel. El color estándar es llamado agutí, lo que significa que el color del pelo cambia de negro en la base a marrón en la punta. Estos animales tienen una raya oscura que se extiende desde los hombros hasta la cola.

Los hamsters chinos fueron utilizados en laboratorios científicos antes de convertirse en animales domésticos. Fueron usados por primera vez en 1919, y se han utilizado para estudiar la neumonía, la gripe, la difteria y la rabia. La reproducción de esta raza de hámster ha sido muy difícil en cautiverio. De hecho, fue este problema lo que llevó a los científicos a buscar otro tipo de hámster para  usar en pruebas de laboratorios. Esta búsqueda llevó a la utilización del hámster sirio o dorado en sustitución del hámster chino.

¡Y fueron presos por culpa de unos hámsters!

Estas pequeñas criaturas han hecho que por su culpa algunos hombres hayan ido a la cárcel. En 1948, justo antes de que los comunistas tomaran posesión de China, el Dr.Hu del Colegio Médico de Pekín, dio algunas muestras de hámster chino al Dr. Robert Watson para llevar a la escuela de Medicina de Harvard. Los animales fueron introducidos de contrabando, en los Estados Unidos, y ambos científicos fueron acusados ​​de crímenes de guerra por parte del gobierno chino, que pensaba que los hámsters formaban parte de un programa de armas biológicas. De hecho, Dr. Hu fue encarcelado.

Más tarde, en 1957, un ovario fue aislado de un hámster chino, y las células se reprodujeron. Desde entonces, estas células se han reproducido una y otra vez. Y el CHO – (Chinese Hamster Ovary cells o células del ovario de hámster chino) – se han utilizado para crear una increíble cantidad de fármacos, para tratar de todo, desde la infertilidad, pasando por la hemofilia hasta el cáncer.

Así que mientras tú juegas con tu mascota, piensa que sus antepasados ​​han jugado un papel sin precedentes en el avance de la medicina.

¿Te gustó este artículo? ¿Te fue útil?

¡Me gustaría saber de ti!… Deja tu comentario aquí abajo!

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *