La Chinchilla Como Mascota

Chinchilla como mascota

Si tratas de determinar el origen de las chinchillas, lo más probable es que llegues a la región montañosa de los Andes en América del Sur y Chile. La chinchilla excava cuevas y utiliza las grietas de las rocas como su hábitat natural.  Estas criaturas pueden llegar a saltar hasta los 1,5 metros. Su agilidad les sirve como arma para sobrevivir en zonas elevadas.

Las chinchillas viven asediadas constantemente por depredadores como aves de rapiña, felinos, zorrillos, caninos y serpientes que se encuentran en su camino. Las chinchillas emplean varios mecanismos de defensa para protegerse de sus depredadores potenciales. Rociar orina al oponente es uno de esos métodos de protección.

Las chinchillas en su hábitat natural a menudo se alimentan de pequeños insectos, semillas y plantas. Se recomienda que a las chinchillas domesticadas se les dé una dieta basada en heno. Otro tipo de dieta puede provocar que el delicado sistema digestivo de la chinchilla se vea irritado.

Los grupos que forman las chinchillas en su hábitat natural son llamados “manadas”. Las chinchillas también son conocidas por su capacidad de reproducirse en cualquier época del año.

Las chinchillas domesticadas deben mantenerse en una jaula. La altura es un factor muy importante que debe ser considerado al elegir la jaula para la chinchilla. Al proporcionarle una jaula espaciosa tu chinchilla podrá jugar y subir, también puedes comprarle una jaula con estantes y repisas. No se recomienda elaborar la jaula de madera, ya que la chinchilla con seguridad va a morderla y podrá fácilmente  hacer un agujero por donde escapará.

Tampoco te recomiendo dejar a tu chinchilla cerca o dentro de tu dormitorio, pues sus hábitos nocturnos hacen que las chinchillas estén muy activas y alertas durante la noche, y sus juegos y ruidos pueden impedir que tengas una buena noche de sueño.

No debes descuidar el hecho de que tu chinchilla requiere ejercitarse, pero este ejercicio debe ser supervisado. Al menos una vez al día, saca tu chinchilla de su jaula para que se ejercite. Debido a que es un animal nocturno, tendrá mucha energía para jugar, incluso durante la noche. Entre las muchas actividades de tu chinchilla estará correr y saltar entre las rampas. Colócale una rueda para que se ejercite, pero debes asegurarte de la solidez y estabilidad de esta rueda, ya que los pequeños pies de las chinchillas pueden quedar atrapados en la malla.

Debes estar preparado porque incluso cuando están en su jaula, las chinchillas no pueden ser totalmente controladas. Ellas son naturalmente curiosas e inquisitivas. Busca siempre proporcionarle diversas actividades y juguetes para satisfacer su curiosidad y para mantenerla ocupada en su jaula.

El hábitat ideal para una chinchilla no estará completo sin juguetes. Sin embargo, no se recomiendan los juguetes de plástico. Tu chinchilla puede terminar masticando estos juguetes, lo cual es muy perjudicial para su salud. Además, es muy difícil evitar que tu chinchilla muerda las cosas. En lugar de  juguetes de plástico, puedes darle a tu mascota juguetes de madera, tubos de papel y palitos para masticar.

Debes tenerle mucha agua en su jaula, así como su plato de comida. También debes vigilar cuidadosamente los hábitos alimenticios de tu chinchilla, debido a las posibles infecciones en su tracto digestivo.

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

  • No Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *