Hámster Enfermo En Casa

hamster-enfermo

Es importante que sepas cómo actuar en caso de que tu hámster caiga enfermo, sigue leyendo y averigua las medidas que debes tomar cuando hay un hámster enfermo en casa.

Para nosotros como dueños de hámsters es preocupante tener a nuestra mascota enferma, y aunque los hámsters no son unos animales enfermizos, debemos estar pendientes de su salud, porque existen algunas enfermedades que atacan a estos animalitos y que son potencialmente mortales. Y aunque se trate de un simple resfriado, es importante tomar las cosas en serio. Como propietario de hámster, debes ser capaz de determinar cuándo tu hámster está enfermo para que puedas actuar en consecuencia.

¿Cómo saber si tu hámster está enfermo?

Hay algunas señales de las que tienes que estar pendiente de manera que si tu hámster se empieza a enfermar te des cuenta de inmediato.

La primera señal es que tu hámster se ve diferente. Cuando tu hámster está enfermo, presenta un comportamiento que no es el habitual, además de no tener la energía que lo caracteriza. Además, sus ojos no muestran ese brillo que normalmente tienen. Otros posibles signos y que son un poco más obvios es temblor, se ve débil, tose continuamente o camina en forma extraña. Estos son sólo algunos de los síntomas iniciales que debes tener en cuenta.

Otros síntomas relacionados con enfermedades específicas son excrementos que cuelgan de su cola, respiración ruidosa o pesada, caída del pelo en algunas zonas de su cuerpo y escaras dolorosas.

Si crees que tu hámster está enfermo, debes tomar medidas de inmediato. Si tienes más de un hámster, lo primero que debes hacer es poner en cuarentena al enfermo. No debes correr el riesgo de que la enfermedad que tenga sea contagiosa. Luego de separar al hámster enfermo, tendrás que limpiar la jaula a profundidad. Si la enfermedad es contagiosa, es posible que haya partes de la misma donde queden bacterias que puedan propagarse a los demás hámsters. Por lo tanto, es imprescindible realizar una limpieza intensa. Esteriliza todo lo que esté en contacto con el hámster y vuelve a colocar el sustrato en el piso de la jaula.

Ahora que sabes que sus otros compañeros de jaula no se van a enfermar es el momento de averiguar lo que tu hamster padece para que puedas tratarlo. Cada enfermedad tiene sus síntomas particulares, y para poder realizar un correcto diagnostico  tendrás que estar familiarizado con las principales enfermedades que atacan a los hámsters y sus síntomas. Si no estás seguro, es mejor que lo lleves al veterinario tan pronto como sea posible.

Haz clic aquí para conocer las enfermedades más comunes de los hámsters

¿Te gustó este artículo?

¡Haz Clic ↓ en Me Gusta!

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *