Enfermedades de los hámsters

 

hamster-enfermo

 

Nuestros pequeños amiguitos son por naturaleza muy resistentes a las enfermedades y  muy pocas veces se enferman, si se mantiene una buena higiene en el medio donde se desenvuelven vivirán una existencia feliz, sin complicaciones de salud. Sin embargo es preciso que sepas que ellos son víctimas de las mismas dolencias que afectan a los seres humanos, y casi siempre por las mismas razones.

Los hámsters son muy sensibles a las corrientes de aire, y se resfrían de la misma manera que nos enfermamos nosotros, por eso debemos tomar ciertas medidas buscando preservar la salud de nuestra mascota y que no se vea afectada por un catarro. Para evitar que el hámster pueda coger un resfriado, asegúrate que la jaula esté  situada lejos de corrientes de aire, esto implica mantenerla lejos de la rejilla del aire acondicionado y distante de ventanas donde corra mucha brisa, lo ideal es alojar nuestro amigo en una habitación con una temperatura ambiental entre 18 y 22°C.

Si cualquier miembro de la familia se encuentra resfriado, debe evitarse que manipule  al hámster, pues esté fácilmente se puede contagiar, si tienes más de un hámster en una jaula y uno de ellos se enferma, habrá que aislar al enfermo para evitar un resfriado colectivo.

Como reconocer un hámster resfriado:

Los síntomas del resfriado del hámster son muy parecidos a los tuyos: estornudos frecuentes,  decaimiento, nariz que gotea y malestar general.

¿Qué hacer cuando tu hámster está resfriado?

Lo primero que hay que hacer  si hay varios hámsters compartiendo una jaula es aislar al enfermo.

Colocar  la jaula en  un lugar seco, donde la temperatura sea agradable y sin corrientes de aire.

Mantén agua fresca en su bebedero, pues este buscará  mantenerse hidratado.

Reemplaza todo el sustrato o material del lecho por material nuevo y seco.

Es esencial que la jaula de tu mascota esté siempre limpia y seca para mantener su salud. Los hámsters son animales muy pulcros y no les agrada la humedad, colócale  un bebedero que se adose  a un costado de la jaula y que el hámster pueda alcanzar con facilidad cuando desee beber, esto mantiene todo limpio y seco dentro de la jaula, no así una taza o recipiente abierto que puede ser volcado por el hámster y mojar todo el sustrato y por tanto retener humedad.

No le des exceso de vegetales que no se vaya a comer al momento, pues ellos aportan humedad indeseable en el nido, lo que puede acarrear que se formen hongos que afecten a tu mascota.

En resumen…

Lo más seguro es que no tengas que enfrentarte a problemas graves de salud, pues los hámsters son animales notablemente sanos, lo importante es que mantengas una buena higiene en todo el ambiente donde él se desenvuelve  y tendrás siempre una mascota saludable.

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

  • No Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *