¿Qué Significa Cuidar Un Hámster?

Qué Significa Cuidar Un Hámster

He aquí los principales cuidados de hámster que debes tener cuando decides tener uno como mascota

Los hámsters están ganando popularidad como mascotas, y cada vez hay mayor interés por conocer cómo cuidar a estos simpáticos roedores. Una vez que tu hámster esté instalado en su nuevo hogar y se haya acostumbrado a su entorno, es necesario tener un régimen básico de cuidados que nos garantice que nuestra  mascota se mantenga sana y feliz.

Cuidar un hámster significa tenerle una jaula para hámster limpia

Esta es una tarea fácil, pero no por ello debe ser pasada por alto. Una vez por semana, limpia la jaula de tu hámster con jabón neutro (sin aroma fuerte), agua u otro limpiador para jaula de mascotas. Enjuaga la jaula a fondo y seca completamente antes de añadir nuevo sustrato (aserrín del que venden en la tienda de mascota u otro material).

Cuidar de un hámster significa tenerle un horario de alimentación

Qué Significa Cuidar Un Hámster

Elige la dieta adecuada ​​para la raza de tu hámster y establece un horario de alimentación regular. Trata de incorporar a su dieta  aquellos alimentos que tu hámster come en la naturaleza. Ofrécele  bocadillos orgánicos, libres de azúcar y elimina los restos de comida que no se haya comido, antes de que se descompongan.

Cuidar de un hámster significa tenerle siempre agua fresca

Colocar un botellón de agua a un lado de la jaula es la mejor manera de mantener la jaula de tu hámster seca, evitando que se moje el sustrato, la comida o el nido. Con un  botellón es más fácil controlar el nivel del agua para estar seguro de que siempre tenga el preciado líquido a disposición. Los hámsters pueden deshidratarse rápidamente si nos descuidamos o si le colocamos el agua en un plato y  éste lo voltea.

Cuidar de un hámster implica que hay que cambiar el sustrato con frecuencia

El sustrato se cambiará durante la limpieza semanal de la jaula, pero el sustrato mojado debe ser eliminado cada dos días aproximadamente, ya que son muchas las  enfermedades que atacan a tu hámster por causa de la humedad.

Cuidar de un hámster significa que él se pueda asear 

El baño con arena le permite a tu hámster asearse y mantener su piel limpia sin necesidad de tener que bañarse con agua. En la naturaleza, los hámsters se revuelcan sobre la arena para eliminar la suciedad de su pelambre. En las tiendas de mascotas puedes conseguir arena de chinchilla, que es una arena muy fina usada para que los roedores se revuelquen en ella (si no sabes qué es una chinchilla haz clic aquí). No te recomiendo bañar a tu hámster, ya que se puede resfriar muy fácilmente (si quieres saber porque los hámsters no deben bañarse haz clic aquí).

Cuidar de un hámster significa que acuda al veterinario si está enfermo

Es importante conocer un veterinario calificado en caso de una emergencia o por prevención. A la primera señal de enfermedad, como lentitud, ojos llorosos, estornudos o cola mojada, consulta con el médico de tu mascota de inmediato.

Cuidar de  un hámster significa cuidado preventivo

Algunas lesiones o enfermedades de los hámsters son difíciles de curar o sanar una vez que se han arraigado en tu animalito. Por tanto, es preferible evitar esta situación desde el principio.

La gripe y algunos virus de los humanos pueden ser transmitidos a tu mascota. Cuando el dueño del hámster está enfermo, debe mantener el contacto con su mascota a un mínimo, y debe siempre lavarse las manos antes de manipularlo.


Hasta las razas de hámsters más resistentes a las enfermedades como el hámster Golden o hámster albino pueden verse afectadas si algún ser humano enfermo de gripe les estornuda cerca.  

Los hámsters no tienen una buena vista y fácilmente pueden caerse de lugares altos. Por otra parte, un hámster asustado tratando de escapar dará un salto en el aire, sin importar lo lejos que esté del suelo.

Cuidar un hámster significa aprender sobre él

Aprender la forma adecuada de tomar entre tus manos a tu mascota te evitará mordeduras o rasguños. Los hámsters son animales nocturnos y no deben ser molestados o agarrados de repente mientras están dormidos. Recuerda que en la naturaleza los hámsters se encuentran en la última escala de la cadena alimenticia y su temor a ser comidos es constante. Puede tomar un tiempo para que tu hámster confíe plenamente en ti. La manipulación diaria hará que se acostumbre a ti y será una experiencia muy placentera para ambos.

Al final, el cuidar adecuadamente a tu hámster dará como resultado que tendrás un animal muy sano y feliz, que sabrá que puede contar contigo como un verdadero amigo.  

¿Te gustó este artículo? ¿Te fue útil?

¡Me gustaría saber de ti!… Deja tu comentario aquí abajo

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *