Cuidados de las Jaulas para Hámsters Enanos.

 

Son muchas las opciones disponibles al momento de seleccionar la jaula adecuada para tu hámster. Como primera opción podrías usar una pecera o acuario con una malla metálica que cumpla la función de tapa. Como segunda opción podrías comprar una jaula elaborada en plástico con sus tubos y demás accesorios. Tercero, puede ser una jaula metálica. Cuarto, podrías diseñar una jaula que combine uno o varios de los componentes de las 3 anteriores. Toma en cuenta que los hámsters enanos pueden pasar a través de las aperturas de aquellas jaulas que han sido diseñadas para los hámsters dorados o sirios. Si tienes un hámster enano y prefieres una jaula metálica, asegúrate que esta esté hecha especialmente para alojar hámsters enanos.

Cualquiera que sea la opción que elijas, asegurate que el tipo de jaula coincida con la raza de tu hámster. Una vez que has decidido qué tipo de jaula comprar, necesitaras buscar un sitio donde colocarla.  Debes colocarla en un sitio fresco,  con buena ventilación, pero que no le dé tan directo que  pudiera ocasionar que tu amiguito se resfríe.

Lo siguiente es conseguir el sustrato adecuado. Aunque no es la única opción, las virutas de madera (aserrín) son ideales. Cubre el fondo de la jaula con una gruesa capa de este sustrato. También podrías comprarle una casita tipo iglú, donde tu hámster podría hacer su nido. Puedes improvisar una casa para hámster con cualquier cajita que le sirva para esconderse.

Por supuesto, también necesitarás ponerle un comedero y un bebedero de agua  dentro de la jaula. Coloca el bebedero de una manera tal que no moje el aserrín porque se hará un gran desastre.

Deberás colocarle una variedad de juegos para estimularle a tu mascota la parte física y mental. Lo más importante y que definitivamente no debe faltar en la jaula de tu hámster es la rueda de ejercicio. Escógela cuidadosamente.  Necesitarás una rueda por cada hámster  que viva en la jaula. Estas ruedas se pueden adosar a un costado de la jaula o mantenerse en pie mediante una base. Los juguetes y accesorios puedes comprarlos o incluso elaborarlos tú mismo. Los envases de cartón donde vienen los huevos y los rollos de papel higiénico usados son unas excelentes opciones. Puedes construirle niveles y túneles por los que pueda correr y esconderse, esto lo divertirá bastante.

La frecuencia con que laves su jaula dependerá del tamaño de la misma. Una buena regla es limpiársela una vez  a la semana. Retira todos los juguetes plásticos, lávalos y sécalos muy bien. Elimina el sustrato. Limpia bien el interior de la jaula, enjuaga con jabón no muy oloroso y deja secar. Es importante que la seques bien para evitar que se formen hongos. También debes limpiar profusamente la botella de agua (bebedero) y el comedero.

Una vez limpia la jaula de tu hámster, añádele el sustrato nuevo. Vuelve a colocar todos los accesorios.

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *