Cómo Limpiar la Jaula de tu Hámster

limpiar jaula hámster

Te tengo una buena noticia: los hámsters no exigen mucho en lo que a limpieza y cuidados de su jaula se refiere. Ellos son muy pulcros y sus jaulas no huelen mal, incluso si dejas unos días sin limpiársela, cosa que no ocurre en el caso de los ratones y ratas, a los que no se les puede dejar sin asear unos pocos días porque el olor en sus jaulas es muy desagradable.

La limpieza profunda de la jaula es necesario hacerla una vez al mes, en el caso de un hámster que viva solo. Como seguramente ya sabes, los hámsters son muy sensibles a cambios en su entorno, sobre todo en lo que a olores se refiere, por eso no te recomiendo que le limpies la jaula a diario, ya que en vez de hacerle un bien, puedes hacer que tu amiguito se incomode e incluso que desarrolle alergia por estar expuesto a los olores de los desinfectantes y demás productos de limpieza.   

En cuanto a la limpieza de tu hámster, no es necesario bañarlo para que esté aseado, pues los hámsters tienen una rutina diaria de acicalamiento y se ocupan de limpiarse ellos mismos, te habrás dado cuenta que tu hámster se la pasa rascándose, ¿verdad? pues no se está rascando, se está limpiando.

Siempre les digo a mis lectores y soy quizás un poco fastidioso con esto, pero me gusta recordarles que los hámster no se deben bañar, pues más bien se les hace un daño, así que por favor no lo hagas a menos que sea realmente necesario, si quieres saber cómo se puede asear un hámster lee este artículo:

Cómo Bañar a Tu Hámster

Cómo limpiar la jaula de tu hámster

Claro está, los animales no pueden compararse con los seres humanos, pero, ¿acaso te gustaría a ti que alguien llegara y te pusiera una alfombra en tu casa y cambiara toda la disposición de los muebles cada 2 días?

Lo mismo se aplica para los hámsters, así que tómate con calma esto de la limpieza de su jaula. Vamos a dividir el aseo de tu hámster en 3: actividad diaria, actividad semanal y actividad mensual. 

Actividad diaria:

mantenimiento jaula hámster

Revisa su comedero cada día y llénaselo de ser necesario. Déjale las semillas que no haya tocado y retira los restos de comida fresca, como lechuga, fruta, etc., que puedan descomponerse. Los hámsters tienen como hábito guardar alimentos en su nido, a manera de despensa, si tu animalito tiene comida acumulada en su casita, y son alimentos secos como semillas o alimento concentrado, puedes dejárselos allí, pero retira la comida que es factible se descomponga. Cámbiale el agua del bebedero.

Actividad semanal:

Una vez a la semana, saca el comedero de la jaula y hazle una limpieza a fondo con agua caliente, pero sin detergente. El bebedero también se debe limpiar con agua caliente (si es de plástico procura que el agua no esté demasiado caliente) y llénaselo de nuevo. Una vez a la semana cambia el sustrato del rincón donde tu mascota orina.

Actividad mensual:

La jaula debe ser lavada profundamente cada cuatro semanas. Cuando lo estés haciendo, coloca al hámster en un cubo, caja o jaula transportadora con un poco del sustrato de su jaula para que no se sienta extraño. Retira todo el sustrato y los restos de comida. Retira la bandeja de la jaula y límpiala con agua caliente y detergente, preferiblemente sin aroma, no es necesario que uses detergentes especiales. Con las manchas difíciles de quitar puedes usar cloro o vinagre.

Finalmente, limpia los barrotes y superficies lisas de la jaula con un poco de vinagre, cloro  o desinfectante, y limpia con abundante agua para retirar bien estas sustancias y deja secar. Con un cepillo, limpia los accesorios y la casita. Enjuaga los accesorios de plástico o cerámica con agua caliente sin detergente. Una vez que todo esté seco, coloca nuevo sustrato en la jaula y deja todo donde estaba. Para que tu hámster no se sienta fuera de lugar, puedes colocar un poco del sustrato viejo en su jaula, especialmente en su casita o nido.        

Consejos

– Para que tu hámster no sienta que lo han sacado de su territorio colócale un poco del sustrato viejo de su nido  y colócalo en la jaula cuando ya esté limpia.

– Después de limpiarle la jaula, ponlo en ella y déjalo por un tiempo solo para que se acostumbre a su nuevo entorno.  

– Cuando laves la jaula y sus accesorios con desinfectante, asegúrate de enjuagar con abundante agua, de manera que no queden olores fuertes, ya que el aroma del jabón puede irritar los pulmones de tu mascota.

– Cuando la jaula esté limpia, puedes darle a tu hámster un tubo de papel higiénico o una servilleta de papel para que la muerda y haga su nido.

– Asegúrate de que todas las partes de la jaula y los accesorios se hayan secado por completo antes de armarlos y de colocar el sustrato, esto con el fin de evitar la formación de hongos.  

– Cuando pongas los juguetes y demás accesorios en la jaula después de la limpieza, colócalos en otros sitios y ponle cosas nuevas para que tu mascota pueda explorar, ya que los hámsters son muy curiosos

– Límpiate las manos antes y después de agarrar a tu hámster. Si no lo haces, tu hámster podría lamer tus manos, y si están sucias podría enfermarse. Así mismo, lávatelas después de agarrarlo, para que no seas tú el que se enferme.

– Si limpias la jaula y sus accesorios con desinfectante líquido, enjuágalos muy bien con bastante agua, ya que si las paredes quedan impregnadas con estas sustancias y el hámster lame estas superficies se puede intoxicar.

– No limpies los juguetes de madera de tu hámster con agua, ya que estos pueden permanecer húmedos durante mucho tiempo y se puede formar moho. Si requieres lavar estas piezas, límpialas sin mojarlas mucho y colócalas al sol hasta que estén bien secas antes de dárselas a tu hámster.

– Nunca uses cedro o virutas de pino como sustrato, ya que este tipo de madera tiene aceites aromáticos que liberan olores nocivos para los hamsters. El aserrín en polvo también es malo, ya que puede irritar los ojos o los pulmones de tu hámster.

Espero que estas indicaciones te faciliten la tarea de aseo de tu hámster, recuerda: ¡la higiene es muy importante para mantener la salud de tu amiguito!

Cómo sé que quieres saber de todo sobre los cuidados del hámster, te ofrezco completamente GRATIS mi libro electrónico “Tu Primer Hámster” con mucha información y consejos para tener un hámster sano y feliz…

Haz Clic Aquí para descargar “Tu Primer Hámster”

Además del manual, cada semana recibirás los mejores tips sobre los cuidados de tu pequeña mascota… ¡suscríbete! 

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *