Cómo criar un hámster

como criar un hamster

Cuidados esenciales de tu hámster

Una de las mayores satisfacciones de tener un hámster es lo fácil que resulta cuidar de él. En tu tienda de mascotas preferida consigues todos los alimentos, golosinas, sustrato y accesorios que tu hámster va a necesitar.

Cómo criar un hámster paso a paso:

Primer día

Antes de traer a tu casa a tu nuevo hámster asegúrate de tener la jaula y todas las cosas que tu mascota requerirá para garantizar que la transición a su nuevo hogar sea lo más placentera posible.

– Jaula: La jaula ideal para tu hámster es aquella que combina plástico con metal, ya que es bastante ventilada y tiene un fondo donde se puede colocar el sustrato para que tu hámster pueda caminar sobre él y hacer allí sus necesidades.

Si quieres saber las características ideales de una jaula para hámster, lee el siguiente articulo: clic aquí!

– Bebedero (preferiblemente de plástico, que se pueda adosar a un costado de la jaula)

– Plato de comida pesado (puede ser del que se adosa a la jaula)

– Rueda de ejercicio

– Una casita o túnel donde tu amiguito pueda esconderse

– Juguetes que pueda morder

– Material o sustrato para hacer el nido (evita el cedro ya que libera una resina que es tóxica para tu hámster)

– Antes de llevar a casa a tu nueva mascota, asegúrate de tener la jaula preparada con todo lo que tu hámster necesita, para garantizar una transición a su nuevo hogar sin problemas.

Consejo útil: Para hacer que tu hámster se adapte más fácilmente, pídele al vendedor de la tienda de mascotas que te facilite un poco del sustrato (virutas) de su jaula anterior, y colócalo en su nueva jaula, así sentirá un aroma familiar cuando esté en su nueva casa.

¿Donde colocar la jaula de tu hámster?

Encuentra un lugar para la jaula de tu hámster donde no pueda ser alcanzada por otras mascotas de la familia, especialmente gatos y perros, y lejos de cualquier ventana (los hámsters son muy sensibles al calor directo y a las corrientes de aire).

El primer día en casa, tu hámster va a estar muy nervioso e inquieto, pues todo para el resulta extraño, y es normal que esté a la defensiva, e incluso intente morderte cuando quieras tomarlo. Por eso te recomiendo que el primer y segundo día lo dejes quieto en su jaula sin agarrarlo, para que se vaya acostumbrando y entienda que nadie va a lastimarlo.

Puedes sentarte cerca de su jaula y hablarle en voz baja mientras él explora los alrededores de la jaula, y cuando vayas a agarrarlo por primera vez ofrécele un trozo de comida y frótale suavemente la cabeza mientras come.

como criar un hamster

Si tu hámster huye, sé paciente y vuelve a intentar acariciarlo unos 10 o 15 minutos más tarde. Asegúrate siempre de tomarlo con delicadeza y procura nunca agarrarlo cuando esté durmiendo (Los hámsters se ponen de mal humor cuando los despiertan de improviso y pueden morder).

[ Lee también: Aprende a domesticar a tu hámster ]

El día a día con tu mascota:

Tu nueva mascota requiere pocos cuidados, sin embargo, deberás seguir una rutina cada día, teniendo en cuenta que las tres primeras semanas de tu hámster en su nuevo hogar serán una gran transición tanto para él como para ti.

Alimentación

Lo ideal es colocar la comida de tu hámster en un plato de comida pesado (para que no lo pueda voltear al montarse sobre él), no coloques el alimento directamente sobre el sustrato o virutas, ya que sin querer el hámster puede comerse este sustrato.

Altérnale la comida a diario para que no se aburra de comer siempre lo mismo. Cada dos días puedes darle verduras frescas (que represente el 20 por ciento de su dieta) como zanahoria rallada y lechuga.

Colócale sólo una cantidad que pueda comerse en las siguientes cuatro horas y revisa la jaula para cerciorarte que no haya guardado algunos trozos de comida que se puedan descomponer en algún rincón; a los hámsters les encanta guardar alimentos en una especie de despensa. También asegúrate que tu hámster tenga mucha agua para beber.

Cuidados generales:

Lo mejor es tener un veterinario de confianza a quien le puedas llevar tu hámster cuando presente un comportamiento fuera de lo normal, como:

Heces fecales liquidas (diarrea permanente)

Sangre en la orina

Perdida excesiva de pelo (parches en la piel)

Llagas en las patas

Goteo nasal

Falta de apetito

Falta de sed

Apatía y debilidad

Crecimiento excesivo de los dientes delanteros

Sugerencia: Una manera eficaz de mantener a raya el crecimiento de los dientes de tu hámster es dándole pan bien tostado (cuando digo tostado, es muy tostado!), ya que de esta manera se alimenta a la vez que roe, lo cual hace que sus dientes no crezcan en exceso, lo cual pudiera impedirle comer.

Limpieza de la jaula

La jaula debe limpiarse semanalmente, cambiando el sustrato en cada oportunidad y lavándola completamente una vez al mes.

Actividad física

Un hámster saludable tiene mucha energía y vitalidad, y para que se mantenga así debe ejercitarse a diario, pues el sedentarismo en un animalito tan inquieto puede conllevar a que padezca de estrés, y a enfermar por depresión y aburrimiento.

Una rueda para ejercitarse es esencial en la jaula de tu hámster, pues le brinda horas de esparcimiento y es una estupenda manera de drenar toda esa energía que tiene acumulada.

Tu hámster es muy coqueto!

Notarás que tu hámster se la pasa rascándose y peinándose a cada instante, muchos propietarios consideran que esta rutina de aseo se debe a que su mascota tiene piojos, sarna o alguna otra enfermedad de la piel.

[ Lee también: Mi hámster no para de rascarse ]

Pero nada que ver con eso, lo que sucede es que los hámster son por naturaleza unos seres muy aseados, y les encanta seguir un ritual de aseo que implica acicalarse la cara y las orejas con sus patitas. No tienes que preocuparte, tu hámster no tiene parásitos, ni es necesario que lo bañes, de hecho, bañarlo es perjudicial para él.

[ Lee también: Los hámsters no se bañan ]

Loading...

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

  • No Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *