Cómo Agarrar Un Hámster Correctamente

como agarrar un hamster

4 Maneras de tomar un hámster

¿No sabes cómo agarrar a tu hámster  sin que lo lastimes, o mejor dicho, sin que él te eche un mordisco?

Existen varias maneras para agarrar un hámster sin peligro para ninguno de los dos. Para evitar que tu hámster te muerda cuando lo intentes agarrar, asegúrate que no esté dormido al momento de tomarlo. No lo despiertes repentinamente ni hagas movimientos bruscos que puedan asustarlo.

Aquí te dejo 4 maneras en que puedes manipular a tu hámster:

La técnica del frasco, tubo o lata

Este método es especialmente idóneo para los niños que son dueños de un hámster por primera vez y están aprendiendo a agarrarlo.

Toma una lata, tubo o frasco y ponlo dentro de la jaula, frente al hámster. Los hámsters son curiosos por naturaleza y les gusta meterse en espacios reducidos, así que es muy probable que se meta en el frasco sin ningún problema. Si utilizas un frasco o vaso transparente te será fácil ver cuando tu mascota esté totalmente adentro.

Si tu hámster necesita un incentivo, puedes colocarle algún alimento dentro del envase y darle un empujoncito con la mano para que termine de entrar en el vaso o frasco. Asegúrate de tapar con tu mano el borde del envase, porque tu hámster puede intentar salirse cuando lo estés transportando.

La técnica de tomar al hámster con las dos manos

Este método es excelente para ser usado en hámsters dóciles y que ya estén domados. Coloca tus dos manos juntas para formar una especie de cuna, y lentamente introdúcelas dentro de la jaula. Usa tus manos como una cuchara para pasarlas por debajo de tu animalito y levantarlo. Puedes colocar una mano debajo de su cuerpo y con la otra taparlo.  Asegúrate de cubrirlo completamente con tus manos para que no quede ningún espacio por donde pueda salirse y caer al piso.

La técnica de agarrar al hámster por el cuello

A muchas personas les parece que agarrar al hámster por el cuello es una crueldad, pero cuando esta técnica se hace apropiadamente es muy segura y no maltrata al hámster. Los hámsters tienen unas mejillas grandes con mucha piel alrededor del cuello, por lo tanto al jalarlo por aquí no se le lastima.

La forma de tomar al hámster por el cuello es la siguiente: acércatele calmadamente y hazle saber que estás allí, para que el hámster no se sobresalte, y pueda voltearse y morderte. Lentamente coloca tu mano abierta sobre la espalda de tu amiguito. Él por naturaleza buscará aplastarse contra el piso y se quedará un rato en esa posición. Con tu mano abierta, puesta sobre el cuerpo de tu mascota, agarra la piel del cuello con tu dedo índice y pulgar y hálalo hacia arriba.

Este método tiene sus desventajas: la primera es que necesitas agarrar firmemente la piel del animal, pues puede voltearse y morderte, y segundo, los ojos de tu hámster parecen salirse de sus orbitas, esto es debido a que la piel es tirada hacia atrás, y vuelve a la normalidad en cuento lo sueltas.

Técnica del guante

Algunos prefieren usar guantes gruesos cuando manipulan un hámster por primera vez. Esto es un poco engorroso, pero te da la sensación de seguridad, pues el hámster puede morderte sin que te duela. El problema está en que es difícil sostener un animal con guantes gruesos y hay la tendencia a apretarlo demasiado, dificultándole respirar. Lo peor es que al perder sensibilidad con los guantes, puedes estarlo lastimando sin ni siquiera darte cuenta.

Advertencia:

Nunca utilices pinzas, fórceps o algún otro instrumento para agarrar a tu hámster.

Ya sabes 4 formas en que puedes tomar a tu hámster sin que haya peligro para él, y sin que exista la posibilidad de que te muerda, así que pon tus conocimientos en práctica.  

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *