Bebés Hámsters – ¡Se Miran Pero No Se Tocan!

hamsters enanos bebes

Si piensas que los hámsters enanos son pequeños, ¡espera a que veas sus bebés! Estos bebés son tan pequeños y delicados que es un espectáculo verlos. Pero debido a que son tan delicados, los cuidados de los hámsters enanos bebés desde el nacimiento son muy diferentes de los cuidado que hay que tenerles después de que han llegado al mes de nacidos (en este punto son capaces de vivir sin los cuidados de la madre y pueden ser atendidos de la misma forma que un adulto).

La primera etapa en los cuidados de los recién nacidos es la etapa de dejarle toda la responsabilidad a la mamá. Cuando acaban de nacer los hámsters enanos bebés, los puedes mirar, ¡pero no tocar!

Los bebés hámsters son tan pequeños y delicados que debes dejarlos quietos. Ni siquiera debes limpiarles la jaula. Esta política de no tocarlos no se debe solamente porque son bebés. Una vez que la madre ha dado a luz, se vuelve muy protectora, y para ser francos, un poco exagerada. Así que lo mejor es no molestarla y dejarla hacer su trabajo.

La mamá hámster está tan confundida por el proceso de parto que a veces se vuelve tan sobreprotectora, que incluso llega a comerse a sus bebés, así que por favor, no la molestes cuando haya parido, sobre todo los primeros días, ni siquiera para limpiarle la jaula.

Aunque no serás capaz de agarrar a los bebés por el momento, puedes disfrutar viendo el desarrollo de estas hermosas criaturas. Lo increíble de estos flamantes bebés hámsters es que ¡son prácticamente transparentes! Ellos al nacer son coloraditos, como unas salchichitas, hasta después de una semana que comenzará a crecerles pelo.

Unos 10 días después del nacimiento van a empezar a abrir los ojos y a moverse de aquí para allá por los alrededores de la jaula, y en este punto el trabajo de la madre habrá terminado y puedes por fin agarrar a los bebés.

Cuando los agarres, debes manipularlos con mucha delicadeza, y sólo por períodos muy cortos de tiempo. Manipular a los hámsters bebés es importante porque ayudará a domesticarlos y acostumbrarlos a los humanos, pero igual, es  importante comenzar lentamente.

Presta mucha atención a la madre, podría ser excesivamente protectora y enojarse si sus bebés son agarrados. Si esto ocurre es preferible que esperes un poco más.

Al manipular los bebés, ten mucho cuidado, porque son muy asustadizos y podrían escapársete de las manos, recuerda que son bebés y son frágiles. Otra cosa que debes tener en cuenta sobre los hámsters cuando tienen diez días de nacidos, es que a esta edad ellos serán lo suficientemente grandes para comenzar a beber de la botella de agua. Todavía necesitan los cuidados de la madre, pero están a un paso de independizarse de ella.

Lo que sigue en el proceso de crecimiento de los hámsters enanos bebés es la etapa en la que empiezan a comer porciones regulares de alimentos. Esto ocurre alrededor de los catorce días. En este punto, se les debe dar porciones regulares de alimentos como avena, harina de avena, germen de trigo, o semillas de girasol.

Debes alimentar a los pequeños bebés con alimentos frescos y naturales para garantizar un crecimiento saludable. Los granos son excelentes para conseguir que crezcan sana y rápidamente. Con el tiempo la madre amamantará a los bebés cada vez menos, hasta que finalmente ellos buscarán la comida por su cuenta, ya la madre no los amamantará, y beberán únicamente de la botella de agua.

Cuando los hámsters enanos tienen alrededor de un mes de nacidos, deben ser completamente destetados y estarán listos para vivir por su cuenta. Es importante, como siempre, separar los machos de las hembras. De aquí en adelante, ya no es necesario cuidarlos como bebés y puedes tratarlos como lo haces con un hámster adulto.

Otras Personas Que Vieron Este Artículo También Les Interesó Estos:

  • No Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *